20 de octubre 2015: Nuevo pergamino

Para esas personas que llevan consigo un amor destructivo, escribí este poema: Privilegio.

Etiquetas:


Comentarios

Blogger Jordi Romero ha dicho:
21 de octubre de 2015, 1:43

Buen poema, seguramente a resultas de una desafección o decepción en pos de un amor no correspondido, frustrado, o que no era lo que aparentaba ser. El autor se repliega en sí mismo como un águila que se lanza al vuelo a saborear otra presa o como un armadillo que se atrinchera en su coraza, pero dejando atrás todo tipo de resentimiento, pues este sentimiento nos impide avanzar, y es por eso que el autor evoca en sus últimas líneas que no se queda observando ese campo improductivo, sino que alza el vuelo...y se va.


Deja un comentario